Las bodas campestres, siempre de moda

Lo auténtico nunca pasa de moda. Y las bodas campestres lo son de forma rotunda. Por eso hoy, como siempre, siguen siendo una de las opciones más deseadas por los novios que buscan aunar estilo, originalidad, relax y distinción. Aquí os dejamos 10 puntos sencillos pero claves para quienes quieren celebran su boda campestre, una propuesta que siempre triunfa.

I. El sitio de la celebración es clave. Aunque pueda parece una obviedad,  hay que dar con el enclave adecuado para organizar una boda de estas características. Montar un decoración artificial en el salón de un hotel no tiene sentido. Aunque exista  el riesgo de la lluvia u otras inclemencias del tiempo, hay que elegir una finca al aire libre o un lugar muy especial en la que podáis disfrutar de este día tan especial. 

II. El vestido de novia debe ir en línea con el lugar elegido. Adiós a colas, cuerpos armados y amplias faldas. Los modelos de corte romántico y líneas fluidas son la mejor opción y lucirás preciosa con ellos en este tipo de celebraciones.

III. Invitaciones de tipo rústico.  Hay que cuidar cada detalle para que todo siga un mismo hilo conductor. Empezando por las invitaciones que podéis encargar o realizar vosotros mismos dándoles un toque natural y rústico.

IV. Los materiales a utilizar. Es fundamental el tipo de materiales a utilizar a la hora de montar las mesas del banquete, todos los adornos, el seating, el candybar o los numerosos espacios decorativos. Los sostenible tiene cada vez más adeptos y en una boda en el campo es lo más. Podéis conseguirlo dando un toque natural con madera, hojalata, rafia, pizarra, tejas, corcho, etc.

V. El menaje es decisivo. Quedará ideal si escogéis detalles especiales para cada parte de la decoración como cubiertos de madera, portafotos, tarros de cristal, vajilla de estampado floral, vasos de colores, servilletas de papel reciclado, velas…

VI. Pon corners tematizados en tu boda campestre. Sorprended a todos con corners de tortillas variadas, productos locales, zumos de frutas o cata de vinos de la zona. En nuestro caso, os ofrecemos en exclusiva un corner donde catar los vinos que se elaboran en la propia bodega de Finca Loranque, todo un lujo.

VII. Con muchas, muchas flores. Mejor si son girasoles, lavanda, fresias, musgo, paniculata, verónicas o margaritas para potenciar un aire silvestre. Aunque si la decoración natural ya viene de serie, será un puntazo!

VIII. Regalitos para los invitados. Seguro que hay árboles, pues colgar de las ramas sombreros de paja, cajas de madera con abanicos si hace calor, bolsas de lavanda… Y si sois de regalos más clásicos, elegid productos naturales como  vino o aceite, en el caso de Finca Loranque con el valor añadido de que ambos son productos procedentes en la propia finca. 

IX. Tarjetones o postales para firmar. Faciliar a los invitados cualquier tipo de papelería de estilo rústico donde dejaros mensajes personalizados que puedan colgar sobre los árboles. El resultado será espectacular.

X. Música en directo bajo las estrellas. Bajo el sol o las estrellas, todos disfrutarán a tope con una banda en directo que anime la fiesta con ritmos country o folk serán el colofón ideal un enlace rústico.

Un decálogo simple pero imprescindible para que vuestra boda campestre sea un éxito. En Finca Loranque, estamos seguros de dar respuesta con total garantía de éxito al punto número 1. Y a partir de ahí, a ayudaros en todos y cada uno de los siguientes. Visítanos y haz realidad su sueño de una idílica boda en el campo!!